Sadeco
Sadeco
Sadeco
Sadeco
Sadeco
Sadeco
Avda.Medina Azahara. 14005 Córdoba buzon@sadeco.es
Proceso
Inicio |  Ceca | Proceso

Adopción de un cachorro:

Los cachorros menores de 3 meses se entregarán desparasitados externa e internamente. Durante los primeros días debemos observar las heces del animal para detectar la posible presencia de lombrices en las mismas. Si así fuera, se repetirá la desparasitación interna a los 15 días, acudiendo para ello, a un centro veterinario.

El animal adoptado necesita, al menos, una semana para su correcta adaptación al nuevo hogar. El cambio de ambiente y de alimento puede causar un alto nivel de estrés haciendo que su sistema inmunitario se debilite. Debido a esto es frecuente la aparición de diarreas que podemos solventar siguiendo los siguientes consejos:

  • Establecer 24 horas de ayuno absoluto (el agua estará a disposición permanente de nuestro animal).
  • El segundo día daremos una dieta blanda a base de pequeñas cantidades de arroz cocido, sólo en agua, cada 2 ó 3 horas. El tercer día añadiremos el pienso, que deberá comer hasta ser adulto, de forma gradual.
  • Si las diarreas y vómitos persisten más de 24 horas, pónganse en contacto con su veterinario.
  • Los cachorros pueden contraer enfermedades víricas por lo que no debes bañarlos ni sacarlos a la calle hasta que hayan sido vacunados.
  • Tras la primera semana de adaptación, habrá que llevarlos a una clínica veterinaria.
  • La alimentación de nuestro animal deberá ser a base de pienso de cachorro tres veces al día.
  • Debe tener agua a disposición permanente.
  • Por último, su cachorro puede extrañar los primeros días su nuevo hogar, en especial si ha sido separado de una camada, por lo que es posible que llore por las noches. Una posible solución, es colocar un muñeco de peluche y un reloj de cuerda en la canasta que utilice el animal.

Adopción de un adulto:

Los animales adultos presentan un sistema inmunitario más desarrollado que el de los cachorros. Pese a ello, tras la primera semana de adaptación es conveniente llevarlos a una clínica veterinaria para proceder a la vacunación y desparasitación (si se observan parásitos en heces) según determine el profesional.

Si aparecen diarreas y vómitos, sólo habrá que seguir los mismos pasos que con los cachorros.